Tendencias

Tecnología de la cadena de bloques: decisión de futuro para el sector logístico

enero 13, 2020

Menos errores, optimización de la cadena de suministro y reducción de los delitos de estafa: estas son las promesas de la versión 2.0 de la cadena de bloques para la logística y la gestión de la cadena de suministro. Los procesos digitalizados deberían supervisarse mejor, protegerse de la manipulación y los tiempos de suministro deberían reducirse mediante procesos optimizados.

Menos errores, optimización de la cadena de suministro y reducción de los delitos de estafa: estas son las promesas de la versión 2.0 de la cadena de bloques para la logística y la gestión de la cadena de suministro. Los procesos digitalizados deberían supervisarse mejor, protegerse de la manipulación y los tiempos de suministro deberían reducirse mediante procesos optimizados.

¿Cómo funciona la tecnología de la cadena de bloques?

El sistema descentralizado de la tecnología de la cadena de bloques permite que los intervinientes gestionen los datos de manera segura sin intermediarios. El intercambio de datos en forma de pagos u otras transacciones se guarda, además, de manera cifrada y comprimida en lo que se denominan bloques. Si dos partes intercambian información, esta transacción debe verificarse primero por los intervinientes en la red: dentro del sistema, se comprueba en cada intersección, es decir, en cada ordenador o servidor de la red si las partes disponen de los derechos correspondientes para la acción. Tras esta comprobación, la transacción se autoriza y se guarda en una lista de conjunto de datos, una especie de libro de registro. En vez de un servidor central, se realiza el almacenamiento en todos los medios de almacenamiento de la red, también las actualizaciones. Cada transacción que se realice se guarda en la red. Este sistema no admite manipulaciones, ya que los bloques están cifrados y las copias de los datos de todos los participantes se difunden en la red.  Si se manipula una cadena de bloques, se debería cambiar al menos un 51 % de las copias, lo que no merece la pena por el gran esfuerzo que supone y los costes asociados.

Oportunidad para la logística

La compañía naviera Maersk y el grupo informático IBM colaboran para aplicar la cadena de bloques al mercado internacional. Una plataforma digital debería ayudar a las empresas a realizar un seguimiento de sus mercancías y a generar más transparencia. Ya en el año 2017, se realizó una prueba piloto por parte de Maersk e IBM en la que se empleó la tecnología de la cadena de bloques en el ámbito de la logística. Mediante diferentes aplicaciones, se pudo hacer un seguimiento del transporte de contenedores a prueba de manipulaciones. El proyecto fue un éxito y, de esta forma, se podrá intercambiar en el futuro también la información logística y contractual mediante la cadena de bloques de manera segura y rápida. El objetivo de los próximos años es la creación de una red global de transportistas, navieras, puertos y autoridades aduaneras para lograr reducir el tiempo de suministro y, por tanto, los costes.

 


Volver